IVPA, 09/07/2017

Argelia Laya

Argelia nació en San José de Río Chico, estado Miranda, el 10 de julio de 1926. De sus padres aprendió que debía defender su condición de mujer y no aceptar humillaciones por su color de piel, demostrando su vocación libertaria a lo largo de su vida, en una extensa actividad educativa y política.

La importancia de la educación para su pueblo la practicó con la docencia desde su adolescencia, para luego ampliarla con su grado de normalista en 1945, en la Escuela Caracas, actividad de la que nunca se desprendió, como tampoco lo hizo de las luchas por la defensa de los derechos de la mujer, sintetizando ambas en lo político.

Un fundamento de su lucha fue la erradicación de toda forma de discriminación de género en los ámbitos educativo, laboral y protección de  la salud, entre otros. En el área de los derechos sexuales y reproductivos, defendió el derecho de las mujeres a un embarazo seguro, a fin de evitar más muertes por las interrupciones ocultas e inseguras.

Destaca su lucha contra la feminización de la pobreza y por el reconocimiento del valor del trabajo doméstico.

En el campo de la política, desempeñó la Secretaría del Centro de Estudiantes de la Escuela Normal Caracas, la promoción del voto femenino en 1947, su integración al Comité Central del PCV, la Presidencia del MAS y las Diputaciones y Concejalías asumidas desde 1959 hasta 1993.

En la década de los sesenta asumió la lucha armada,   incorporándose al movimiento guerrillero de las FALN. Identificada como la Comandanta Jacinta, recorre las montañas de Lara para seguir combatiendo por sus ideales de justicia social, para luego acogerse al proceso de pacificación ofrecido por el gobierno de Rafael Caldera.

El 27 de noviembre de 1997, cuando tan solo contaba con 61 años, se marchó a otro plano del universo, con toda una vida dedicada a romper las barreras que limitaban la incorporación de la mujer en la vida pública.

 

Conocer la realidad para transformarla