Un presidente nacionalista

Prensa IVPA. Un 06 de julio de 1897, nace en la ciudad de San Cristóbal (Estado Táchira), el General Isaías Medina Angarita, quien fuese elegido Presidente de la República de Venezuela para el período de 1941-1946, realizando importantes transformaciones constitucionales para promover la igualdad y justicia social. A falta de un año para cumplir su mandato, es derrocado por una alianza militar y partidista encabezada por Rómulo Betancourt de Acción Democrática y el General Marcos Pérez Jiménez.

El Presidente Medina Angarita, es reconocido por haber propiciado el salto a la modernidad y pacificación del país, gozando del respaldo popular, por las medidas que tomó para beneficiar al pueblo. Entre sus logros están: creación del Instituto Central de los Seguros Sociales; desarrollo del sistema de identificación ciudadana, obteniendo él mismo la cédula de identidad con el número 1; fijación de salarios mínimos; abolición del trabajo nocturno en algunas industrias; construcción de importantes obras como la urbanización “El Silencio”, antigua zona roja de Caracas; y la expropiación de la hacienda Ibarra, para edificar la Ciudad Universitaria de Caracas, donde funcionaria la Universidad Central de Venezuela.

Asimismo, con la ejecución de reformas constitucionales, permitió el voto de la Mujer; cambios en la Ley del Trabajo y Ley Agraria; así como la promulgación de la Ley de Hidrocarburos de 1943, donde por primera vez las empresas extranjeras debían pagar impuestos por el petróleo que extraían del subsuelo venezolano, reservándose el Estado el derecho de aumentar si así lo consideraba necesario, hasta un 60% el porcentaje en favor del país.

Esta última medida, en conjunto con la legalización de todos los partidos políticos, incluyendo al Partido Comunista de Venezuela, produjo protestas norteamericanas: "La reforma constitucional propuesta por Medina para eliminar la cláusula anticomunista de la Constitución del 36, ha sido tomada evidentemente por los extremistas de izquierda como un permiso del Gobierno para que realicen sus actividades abiertamente", manifestó “preocupado” Joseph Flack, encargado de negocios de la embajada de EEUU.

La respuesta del presidente Medina, fue la de un visionario estadista, realizando la primera gira de un presidente venezolano al exterior y estableciendo, entre otros avances diplomáticos, relaciones con China en 1943 y con la Unión Soviética en 1945. Pese a todos estos logros, con una campaña a través de los medios y entre los militares, se fue desacreditando su figura, hasta producirse su derrocamiento.

Es sólo con la llegada a la Presidencia de la República del Comandante Chávez, y ahora con el Presidente Maduro, que Venezuela tuvo de nuevo presidentes nacionalistas, quienes rescatando y constitucionalizando el proyecto Bolivariano, produjeron las transformaciones necesarias para alcanzar la suprema felicidad de nuestro pueblo, ante lo cual, nuevamente la oposición apátrida y antidemocrática volvió a sus aventuras golpistas, a través de paros petroleros, injerencias extranjeras y el desconocimiento de la voluntad popular.

 

Conocer la realidad para transformarla